Inicio Aquí y ahora Los 10 aciertos y los 10 errores de Lasso

Los 10 aciertos y los 10 errores de Lasso

El cambio, la segmentación, los aliados... ¿Qué hizo bien y en qué se equivocó? Juan Francisco Trujillo analiza los aciertos y errores del candidato de la oposición ecuatoriana.

1018
3
Compartir

Por Juan Francisco Trujillo / @JuanfranT

Los aciertos

El cambio como Leiv Motiv

Tomar el concepto de cambio como eje de campaña resulta uno de los puntos fuertes de la estrategia, porque se convierte en una ventana discursiva en la que tienen cabida distintas tendencias

El diagnóstico de la corrupción

En comunicación política, la teoría del framing o encuadre se utiliza como medio para diagnosticar un problema, proponer  una solución y otorgarle un tratamiento, en este caso el problema propuesto fue la corrupción institucionalizada, cuya solución sería el cambio de timón en el Ejecutivo con la auditoría y sanemiento de las instituciones como tratamiento.

Acaparar el apoyo de los actores políticos

La candidatura de CREO-SUMA fue de largo más efectiva al momento de generar apoyos tanto tácitos cuanto activos con actores de oposición, con buena visibilización mediática, que aunque no comulgaban necesariamente con las ideas del candidato, supieron identificar un núcleo común.

Movimientos sociales y sociedad civil

La candidatura de Lasso fue altamente efectiva al momento de atraer hacia su órbita a movimientos sociales y sociedad civil organizada, atosigados por las limitaciones surgidas a raíz del decreto 16, que el candidato había prometido derogar. Su mención de conceptos como libertad y diálogo atrajo a grupos GLBTI, obreros, indígenas, ambientalistas y activistas de distintas ramas, a apoyar una candidatura de derecha, algo improbable en otro contexto, pero bien explotado para reflejar el desgaste oficialista.

Campaña en redes

Cuentas oficiales organizadas y centralizadas, publicaciones coordinadas con un equipo centrado en los contenidos y hashtags de impacto. Streaming, foto, videos cortos y hasta una línea de Whatsapp fueron parte de una campaña digital orquestada con precisión que supo explotar la cotidianidad del candidato en un entorno favorable. La clase media local, consumidora asidua de redes se hacía eco y mostraba un buen nivel de receptividad e interacción. Pero las redes son solo eso, y aunque conllevan un buen espacio de posicionamiento del candidato como “marca”, no representan a las mayorías necesarias para ganar una elección ni garantizan voto.

Atención del público joven

Ante las crisis y los contextos de incertidumbre económica, los votantes mas jovenes basan su participación en el hecho de conseguir soluciones a sus necesidades inmediatas: acceso educación superior y técnica, calidad, gratuidad, becas y primeras experiencias de empleo. Quienes hoy tengan menos de 18 años, dificilmente recordarán a otro presidente que no sea Rafael Correa.

Los errores

Una candidatura con techo

El arquetipo de candidato/empresario acaba de cumplir 21 años en el imaginario político ecuatoriano. Se trata de un ideal según el cual el magnate, con probado éxito profesional, da el salto a la arena política investido por un aire de superioridad moral, ya que no tiene las mañas partidocráticas, funda su propio movimiento y se convierte en el adalid y referente de la nueva derecha, fundada en los ideales de libertad, progreso y trabajo. Se parece en algo a lo sucedido con Trump el año pasado. Estos personajes son capaces de ofrecer camionadas de empleo y las mejores recetas ante la crisis porque “saben cómo hacerlo” y el manejo de sus negocios particulares es la mejor prueba de ello. El problema es que las naciones buscan estadistas o al menos jefes del Ejecutivo, no administradores ni gerentes. Hay un agotamiento de este tipo de candidaturas porque llegan a un límite.

Mala segmentación

Las ofertas de campaña estuvieron muy dirigidas a un grupo específico de la población: eliminar 14 impuestos y dependencias públicas como SENESCYT o el CPCCS resultan poco llamativas para una mayoría de la población interesada en que le cuentes cosas concretas del día a día y cómo la política los atraviesa. El electorado al que debía apuntar para ganar una elección era otro.

La coalición llegó tarde

La oposición se pasó más tiempo en los cálculos y especulaciones que en consolidar alianzas estables. Se siguen entendiendo las coaliciones electorales como el acuerdo entre los caciques de turno, la poca comprensión del contexto político, supeditado a los intereses personales. Nunca se promovió una opción de consenso (con primarias incluidas) que catapulte y legitime  la mejor candidatura para enfrentar al oficialismo. Han pasado 10 años sin que exista capacidad de respuesta contundente a la hegemonía discursiva del oficialismo, cero renovación de cuadros, método o formas, detrás del cambio yace la misma agenda.

Aliados territoriales timoratos

El PSC de Nebot tuvo nuevamente en sus manos la oportunidad de dirimir los resultados en la plaza más importante (electoralmente hablando) del país, sin embargo no existió un acompañamiento efectivo y real para el acompañamiento de la campaña de Lasso más allá del rimbombante y simbólico endoso de votos, que ya en la práctica no constituye garantía de triunfo.

Correa no es Moreno

La dialéctica amigo-enemigo se posicionó progresivamente a lo largo de la campaña, pero las descalificaciones al rival se convirtieron en la tónica preponderante, en ese sentido se aplicó la teoría de que el enemigo a vencer era “el correísmo” y Correa. Esto significó apuntarle a un blanco en retirada desde la óptica del resentimiento. Gritar “Fuera correa fuera” le hace poca mella a una candidatura oficialista cuyo envión para segunda vuelta nunca se detuvo.

Otros

  • Mal binomio
  • No apuntalar bastiones
  • Equipo asesor inexperto

3 Comentarios

  1. Muy acertadas puntualizaciones estimado Juan Francisco, lamentablemenre representaron la Cronica de una derrota anunciada, pues esa candidatura tiene muchas impresiones ideologicas y el Vicepresidenciable solo resta en lugar de sumar.

  2. Buen analisis Juan Francisco, realmente no capturo los votos de quienes somos la mayoria en este pais, falto mucha informacion en los sectores fuera de las grandes ciudades, donde el oficialismo si sabe llegar!!
    Espero continuar leyendo tus articulos….

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here